15 de enero de 2015

Nuevo proyecto para el Museo de Paleontología de Guadalajara

A través de Museums Connect, que es la instancia con la batuta operativa, el Museo de Paleontología realizará un comparativo con la Sociedad de Historia Natural de Bombay y el Museo de Ciencias Naturales de Raleigh en Carolina del Norte. Chicos de 11 a 14 años de edad documentarán el tamaño de la población de mamíferos en la cercanía de su escuela, indagarán en sus patrones de conducta y recolectarán datos de su hábitat utilizando un equipo de cámaras “trampa”.

La directora del museo, Isabel Orendáin Martínez Gallardo, comenta que “la cámara se coloca dos semanas sin moverse cerca de la escuela o en lugares donde tengamos probabilidades de que haya animales. Se cambia la memoria solamente, el equipo es especial está camuflajeado y tiene un candado especial para que quede amarrado a los árboles. Tiene un foquito muy discreto para no asustar a los animales y se activa con un sensor de movimiento. Cada cámara está preparada con baterías para los cuatro meses que dura el proyecto. El registro se va a subir a la plataforma especial de internet por la cual estarán comunicados los niños y si ven un venado se identifica como venado y si no saben qué es pues así le van a poner. En la ciencia no se adivina, no vamos a decir que es un tlacuache cuando es un cacomixtle, por ejemplo”.

De acuerdo a la funcionaria, se trata de estar revisando las imágenes que capta la cámara en la locación y se registran los datos que precisan estado climatológico, la temperatura ambiental, el ciclo de la luna, hora y fecha. Con esa información se van a realizar estadísticas y permitirá además generar teorías para explicar el flujo de esa especie por el lugar. Lo único que no será permitido es poner cebos para atraerlos, debe apegarse a los procesos naturales.

El Museo de Paleontología de Guadalajara cumple 15 años en febrero y se prepara para festejarlo. Orendáin anuncia que el año pasado cerraron con 38 mil asistentes y siguen incrementando la asistencia. Su capacidad les permite fijarse el objetivo de llegar a más de 50 mil visitantes al año. Para ello tiene preparado un calendario de actividades que arranca con E-Mammals el 13 de enero, y sigue el 18 con el primer aniversario de ser sede del Club Personas, un grupo de niños con altas capacidades y gran coeficiente intelectual. El 24 de enero presentarán un libro sobre climas y tesoros naturales de Jalisco. En marzo contemplan la salida anual en busca de fósiles que en esta ocasión será a Ayotitlán. En abril abrirán el taller en torno al estudio de las mariposas. Con mayo vendrá la exposición La edad de hielo en México, con piezas inéditas.

Para mayor información puede consultarse el sitio de Facebook Museo de Paleontología de Guadalajara o llamar al teléfono 36195560. El museo funciona de martes a sábado de 10:00 a 18:00 horas, los domingos de 11:00 a 16:00 horas. Hay visitas guiadas, talleres los fines de semana a las 13:00 horas y proyección de documentales a las 14:00 horas. La entrada va de 10 a 20 pesos, o bien es gratuita para menores de 12 años, mayores de 60 y personas con discapacidad.

Web: Museo de Paleo de Guadalajara



9 de diciembre de 2013

Hallan en Atapuerca (España) el ADN humano más antiguo, de unos 400.000 años

ADN humano
La Sima de los Huesos, en Atapuerca (Burgos), es la mayor acumulación de fósiles humanos y ha deparado a los paleontólogos muchas sorpresas. la última ha sido un resto humano (el Fémur XIII) del que se ha secuenciado, con nuevas técnicas, su genoma mitocondrial casi completo.

Se estima que tiene una antiguedad de 400.000 años y se trata del ADN humano más antiguo, de cuyo estudio se ha encargado el equipo de Atapuerca y el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva.
El equipo de Matthias Meyer, del Instituto Max Planck ya había secuenciado hace muy poco tiempo el genoma mitocondrial completo de un oso precedente del mismo yacimiento y encontrado junto con los fósiles humanos. Para ello tuvieron que desarrollar nuevas técnicas analíticas, dada la degradación extrema del material genético.

En 1976 se encontró en la Sima de los Huesos, restos óseos de por lo menos 28 individuos, cuyos esqueletos se hallan completos, pero sus huesos se encuentran muy fragmentados, dispersos y mezclados, lo que dificulta su reconstrucción.
La especie de la Sima de los Huesos presenta una combinación de rasgos arcaicos junto con otros incipientemente neandertales, por lo que se la considera relacionada evolutivamente con estos últimos.
Hombre de Neandertal

Las condiciones del yacimiento, aislado desde hace cientos de miles de años en las profundidades de un sistema cárstico, han permitido una conservación excepcional de los huesos humanos.

Leyendo en el ADN
Los investigadores procedieron a continuación a comparar el genoma mitocondrial extraído del Fémur XIII de la Sima de los Huesos con el de las especies más cercanas, tanto vivas -humanos actuales y grandes simios- como fósiles: neandertales y denisovanos.
A partir de los datos genéticos, los investigadores calcularon una edad aproximada para el fósil de la Sima de los Huesos de unos 400.000 años, muy parecida a la estimada por el mismo procedimiento para el oso: 430.000 años.

Más cerca de los Denisovanos que de los Neandertales
Los denisovanos se consideran unos parientes muy lejanos de los neandertales, de los que se separaron hace unos 700.000 años. Apenas se tiene información morfológica de esta especie, encontrados en la cueva Denisova, en Siberia meridional, por lo que no es posible establecer comparaciones anatómicas con los fósiles de la Sima de los Huesos. A pesar que de lo que se observa en el ADN habría mayor cercanía entre lo hallado en la Sima de los Huesos con los denisovanos.
Posible aspecto de un denisovano

Teniendo en cuenta la antigüedad del yacimiento, un escenario posible es que los humanos de la Sima estén relacionados con la población ancestral a partir de la cual evolucionaron por separado neandertales y denisovanos.
Otra posibilidad, apuntan los investigadores, es que otros homininos distintos transmitieran el ADN mitocondrial de tipo denisovano a los homininos de la Sima, o a sus antepasados.
Yacimiento La Sima de los Huesos (Atapuerca)
Según Juan Luis Arsuaga, director del Centro Mixto (Universidad Complutense de Madrid-Instituto de Salud Carlos III) de Evolución y Comportamiento Humanos y director científico del Museo de la Evolución Humana de Burgos: "Solo hay progreso en el conocimiento cuando se encuentra lo inesperado. Todo apunta a una complejidad mayor de lo que se suponía en el Pleistoceno medio. Esperemos que futuras investigaciones aclaren las relaciones entre los fósiles de la Sima, los neandertales y los denisovanos".
Los investigadores del equipo conjunto se proponen ahora secuenciar ADN mitocondrial de otros individuos de la Sima, e incluso recuperar algunas secuencias del ADN nuclear.


5 de diciembre de 2013

Los paleontologos no solo estudian apartir de huesos, la piel tambien trae información valiosa

Los dinosaurios son mejor conocidos por sus huesos. Pero los esqueletos no son todo lo que queda de las antiguas bestias. Alguna vez fueron consideradas raras, sin embargo el valor de las impresiones de piel son cada vez más reconocidas durante las excavaciones y las traen a los museos para su preservación y análisis. Como Katherine Clayton , un estudiante de la Universidad de Utah que hace la investigación en el Museo de Historia Natural del Estado, dijo en la reunión anual de la Sociedad de Paleontología de Vertebrados en Los Angeles, los relieves cutáneos contienen gran cantidad de información útil.
Impresión de la piel de un hadrosaurio
Estas Impresiones de la piel de los antiguos habitantes se encuentran más a menudo junto al lecho de los ríos y lagos. Las escalas de animales que murieron en esos lugares fueron presionados contra el sedimento blando antes de que se pudrieran . Las marcas dejaron posteriormente endurecido como el sedimento seco. Tales impresiones ya habían permitido a los paleontólogos determinar que algunos dinosaurios tenían estructuras plumosas en sus cuerpos.
Hadrosaurus
Clayton Estudió las impresiones hechas por varios hadrosaurios, una familia de bestias con cresta y pico de pato que eran abundantes durante el período cretáceo tardío unos 70 millones de años atrás. Junto con sus colegas , se estudiaron 56 impresiones que habían sido encontradas en excavaciones en el sur de Utah. Como resultado, los investigadores fueron incluso capaz de identificar quéparte del cuerpo de los animales correspondían .

Podés ampliar en Economist.com