14 de octubre de 2008

Científicos descubren un nuevo artrópodo primitivo de hace 530 millones de años

El fósil descubierto pertenece a un género nuevo al que se ha denominado Cordubiella.

Científicos pertenecientes al grupo Murero, que viene investigando sobre la vida animal primitiva y sobre la Explosión del Cámbrico en diversos yacimientos españoles bajo la dirección de Eladio Liñán, catedrático del Área y Museo Paleontológico de la Universidad de Zaragoza, han extraído de los estratos rocosos que conforman la Sierra de Córdoba un artrópodo primitivo que hasta ahora era desconocido para los científicos.
El nuevo fósil, que corresponde a un género nuevo que existió hace 530 millones de años, ha sido definido como Cordubiella por encontrarse en un yacimiento ubicado en la propia ciudad de Córdoba, al pie de la Sierra Morena. Pertenece a un grupo fósil poco frecuente que vivió al comienzo del Paleozoico o Era Primaria y se denomina Bradoriida.
Dado que estos organismos son escasos en los yacimientos cámbricos, la investigación requirió sucesivos muestreos que se prolongaron durante diez años a fin de prospectar un número suficiente de ejemplares (21) que permitiera abordar con garantías el estudio paleobiológico definitivo.
El yacimiento del Arroyo de Pedroche, de donde proceden los nuevos fósiles hallados, tiene un reconocido prestigio internacional y ha sido visitado durante diversos congresos internacionales por numerosos investigadores.

Los nuevos hallazgos vienen a dar un impulso necesario a las investigaciones sobre el modelo y las causas de la explosión cámbrica de biodiversidad animal que se vienen realizando en el yacimiento zaragozano de Murero, el otro yacimento donde también se encuentra este tipo de fósiles excepcionales, y que es conocido internacionalmente como "la capilla sixtina de los trilobites" por la excepcional fosilización, enorme abundancia de especímenes y el alto número de especies encontradas de estos conocidos artrópodos primitivos extintos que poblaron los mares paleozoicos durante trescientos millones de años, antes de extinguirse.

Fuente: 20minutos.es

No hay comentarios: