10 de agosto de 2009

El Papel de los Microbios en la Formación de Estromatolitos de 3.400 Millones de Años

Los estromatolitos son estructuras de roca sedimentaria parecidas a columnas o a domos que se forman en aguas poco profundas, capa por capa, durante largos períodos de tiempo geológico.
Ahora, unos investigadores del Instituto Tecnológico de California (Caltech) y el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA han presentado pruebas de que algunos de los estromatolitos más antiguos de nuestro planeta se crearon con la ayuda de comunidades de microorganismos igualmente antiguos, un descubrimiento que va a permitir profundizar en una etapa arcaica de la historia de la vida terrestre.
La investigación conducida por la astrobióloga Abigail Allwood del JPL y John Grotzinger del Caltech podría también proporcionar una nueva vía de exploración en la búsqueda de señales de vida en Marte.
Los geólogos saben desde hace tiempo que la gran mayoría de los estromatolitos relativamente jóvenes que ellos estudian, es decir aquellos con una antigüedad del orden de los 500 millones de años, tienen un origen biológico.La superficie de los microbios está recubierta por una sustancia a la que se pegan las partículas de sedimento. Además, los microbios desarrollan una maraña de filamentos que tienden a inmovilizar las partículas que pasan cerca. El resultado final es que la colonia de microbios o "alfombra" microbiana, sea del tipo que sea, acumula sedimentos con el paso del tiempo.En la actualidad, se cree que una franja oscura en un estromatolito joven sirve como un indicio de material orgánico. Es el material que queda donde una vez hubo una alfombra microbiana.
Pero las cosas no son tan simples al retroceder unos 3.450 millones de años.Como consecuencia de su mayor edad, los estromatolitos de este período de tiempo han tenido un mayor procesamiento geológico, incluyendo la exposición a altas temperaturas en el interior de la Tierra durante el inevitable reciclaje tectónico. Esto es un problema cuando se trata de analizar el origen biológico potencial de los estromatolitos, porque el calor degrada la materia orgánica. Los hidrocarburos se consumen. Lo único que queda es carbono.
Por eso ha habido un debate constante entre los geólogos en cuanto a si realmente el carbono encontrado en estas rocas antiguas sirve como señal de la vida.Confirmar la existencia de vida en las rocas más jóvenes es bastante simple. Pero cuando las rocas son viejas y han sido calentadas y trituradas, lo único que se tiene para analizar es su textura y su morfología.Esas dos características son exactamente las que Allwood y Grotzinger analizaron en muestras recolectadas en una formación de estromatolitos en Australia Occidental. En las muestras, las líneas oscuras de lo que en teoría fue materia orgánica están asociadas claramente con la laminación, tal como se ve en las rocas más jóvenes. Ese tipo de relación sería difícil de explicar sin un mecanismo biológico.Así que Allwood comenzó a tratar de encontrar otros tipos de evidencias para comprobar la hipótesis biológica. Para hacer esto, ella analizó las estructuras y texturas de escala microscópica en las rocas, es decir, los patrones de variación en las texturas de los estromatolitos y en las capas orgánicas que se asemejaban a restos orgánicos reales fosilizados a partir de alfombras microbianas dentro de los estromatolitos.Lo que ella vio fue una serie de capas discretas de material orgánico, con estructuras parecidas a la de las alfombras microbianas, que marcaban el contorno de los estromatolitos de borde a borde, siguiendo desniveles pronunciados y manteniéndose a lo largo de las áreas bajas sin aumento de espesor.
Allwood también ha descubierto fragmentos de alfombra microbiana incorporados en depósitos dejados por la acción de tormentas. Estos fragmentos refutan la teoría de que el material orgánico fue introducido dentro de la roca durante una época geológica reciente en vez de durante el proceso de formación de la misma. Además, la espectroscopia Raman ha mostrado que el material orgánico fue "cocinado" a la misma temperatura subterránea que la roca que lo acoge, lo que aporta una evidencia más de que los productos orgánicos presentes en la roca no son contaminantes recientes.
Via/ Amazings

No hay comentarios: