2 de diciembre de 2013

Encontraron en la Provincia de Chubut (Argentina) un fósil que explicaría el origen de los cocodrilos.

Esta nueva especie, bautizada como Almadasuchus figarii, es el ancestro más emparentado con el origen de los cocodrilos descubierto hasta hoy. El paleontólogo Diego Pol, quien lideró el estudio de los fósiles, explicó que “los cocodrilos se distinguen por la solidez con la que está construido su cráneo, que incluso puede ser mayor que la de un dinosaurio. Justamente la importancia del hallazgo radica en que muestra cómo se fue adquiriendo este diseño estructural tan biomecánicamente resistente”.
Paleontólogos trabajando en el yacimiento de la Provincia de Chubut

Los cocodrilos tienen fusionados los seis huesos que componen la parte trasera de su cráneo, mientras que los reptiles primitivos conocidos hasta ahora solamente tenían dos de dichos huesos fusionados.
En tanto, el Almadasuchus figarii es un estadio intermedio y muestra cómo fue el camino evolutivo, porque tiene cuatro de esos huesos unidos. “Está justo en el medio de lo que se conocía hasta ahora”, aseguró el investigador del Museo Egidio Feruglio y del CONICET.
Almadasuchus Figarii

En la actualidad hay pocas especies de cocodrilos y todas ellas tienen un hábito de vida acuático. Pero hubo una época en la que los cocodrilos tuvieron su auge y alcanzaron una diversidad tan grande como los dinosaurios hace millones de años.
Paleontólogo Dr. Diego Pol

Al respecto, el doctor Pol comentó que “en la época de los dinosaurios, los cocodrilos abundaron tanto en los medios terrestres, como en los lagos, lagunas y en ambientes marinos; siempre fueron predadores, pero no solamente carnívoros, también hubo especies herbívoras y omnívoras; hubo cocodrilos de tamaños gigantes, de hasta 12 metros, pero también de dimensiones pequeñas de apenas 20 centímetros”.

Ampliar en:
Instituto de Estudios Andinos Don Pablo Groeber
DinoAstur

No hay comentarios: